Exploración

 

En julio de 2021, YPFB anunció el lanzamiento del Plan de Reactivación del Upstream (PRU), con el objetivo de realizar inversiones en la exploración y explotación de gas y petróleo en el país. Posteriormente, esta iniciativa fue socializada en diversos foros y encuentros internacionales.

Actualmente, según informa la estatal petrolera, el PRU contempla 30 oportunidades exploratorias locales, de las cuales 26 son de gas y cuatro de petróleo, además de oportunidades exploratorias regionales. Incluye también tres oportunidades de desarrollo, de reactivación de campos maduros, que tienen previsto iniciar su producción en la gestión 2022.

Explotación

En la etapa de explotación, los fluidos de un yacimiento (petróleo, gas o agua) ingresan a los conductos de los pozos impulsados por la presión natural. Si ésta es suficiente, el pozo resultará "surgente" (produce sin necesidad de ayuda). Con el paso del tiempo, la surgencia decrece y por ello se debe recurrir al incremento artificial de presión para que prosiga la producción.

Las subsidiarias YPFB Chaco y YPFB Andina están comprometidas con las actividades de exploración de bloques, a través de análisis de documentación, nuevos registros geológicos, perforación exploratoria, instalación de plantas productoras de hidrocarburos líquidos y gas natural y la entrega de los combustibles, a través de ductos, a las plantas de refinación, separación e industrialización.

Inversion

La inversión en exploración y explotación del PRU 2021-2025 asciende a $us 1.410,8 millones, de los cuales el 66% de la inversión de riesgo está a cargo de YPFB, el 19% por parte de las operadoras y un 15% corresponde a las subsidiarias.

Al respecto, el presidente de la estatal YPFB, Armin Dorgathen, afirmó que se está trabajando en el PRU “no solamente por la situación coyuntural de ahora, sino porque ya se visualizó que era importante cambiar esta situación de la importación de combustibles y se trabaja en el tema biocombustibles, biodiésel; la importación de crudo para darle un valor agregado nosotros y volverlo diésel o gasolina, volverlo carburante. Se trabaja en el tema de exploración de campos petroleros. Todo esto nos va a permitir bajar, fuera de la situación coyuntural. En general, poder disminuir la importación de combustibles, que ese dinero se quede en Bolivia en inversiones y en empleo”.

El incremento del precio internacional del barril de petróleo, que es el referente para la determinación de precios y costos de oportunidad del resto de las fuentes energéticas, incide en que exista un clima favorable para invertir en la exploración y explotación.

Dorgathen dijo como elemento positivo que “el precio de venta del gas natural va a subir, entonces vamos a tener una mayor renta petrolera”. En lo negativo, apuntó el funcionario que “somos importadores de combustibles, entonces la importación de combustible va a subir. Sin embargo, si lo vemos en una balanza entre beneficio y perjuicio, el beneficio es mayor al perjuicio”.

Para la gestión 2022, los proyectos priorizados por su relevancia en lo que respecta a estudios de geofísica y geología (estudios G&G) son los que contemplan la realización de sísmica en el Boomerang Norte, adquisición Aerogravimétrica- Aeromagnetométrica en la Cuenca Madre de Dios, Zona Boomerang y Sub-Andino Sur, adquisición Geoquímica de Superficie Boomerang- Llanura Beniana y la Sísmica 2D Vitiacua.

Image
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), en coordinacion con las empresas dedicadas a la exploración y producción de hidrocarburos en Bolivia, organiza el Encuentro con Proveedores, un espacio para transparentar los procesos de contratación y captar nuevos proveedores, de empresas nacionales e internacionales, que ofrecen bienes y servicios en el sector. El evento impulsa las oportuinidades de negocio, empleo y crecimiento de la industria para reactivar las actividades del sector hidrocarburífero y la economía boliviana.
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image